Mi filosofía

Se asienta en dos pilares:
la inteligencia y la consciencia.

#ConsumoInteligente

Seguro que a veces puedes sentirte agobiada por el constante bombardeo de tendencias y novedades. Para colmo sales de compras sin una idea clara de lo que quieres y acabas volviendo a casa con cosas que no necesitas.

¿No te ha pasado alguna vez que has comprado algo simplemente porque es barato? ¿O que has adquirido una prenda que luego ni siquiera acabas estrenando?

¿Cuántas veces recurres a las compras para levantar el ánimo después de un mal día? ¿O abres tu armario y piensas que no tienes nada que ponerte?

Esto es más habitual de lo que piensas.

Yo no era una excepción así que un día me dije: voy a analizar bien mi armario y a tratar de comprar con cabeza.

Dicho así parece fácil pero no lo fue tanto, aunque en el momento en que me comprometí con el cambio sentí una sensación muy liberadora.

En paralelo, comencé a desarrollar preocupación hacia el medio ambiente y los procesos de fabricación textil, así que decidí apuntarme a un curso de moda sostenible que me abrió los ojos y me enseñó a tomar consciencia y responsabilidad sobre mis decisiones.

Mi misión es enseñarte a vestir con personalidad y a comprar de forma inteligente para ayudarte a sacar el mayor partido a tu presupuesto con responsabilidad y amor propio.

Un buen armario no significa tenerlo lleno de ropa, sino de prendas bien elegidas que sean tus aliadas a la hora de vestirte. Una buena decisión puede cambiar tu armario, tu confianza y transformar tu actitud frente al mundo que te rodea.

#ConsumoConsciente

Vivimos en un planeta con recursos finitos y la industria de la moda, es la segunda más contaminante del planeta.

Si queremos ser personas de éxito personal y profesional, tener una imagen y una actitud responsable hacia el mundo que nos rodea es un deber.

Y es que con nuestro dinero estamos no solo comprando productos sino premiando a las marcas que hay detrás. Por eso creo en la buena calidad, en el diseño local, en la ética laboral y en el trabajo artesanal